La Filosofía Teosófica

[Artículos por H. P. Blavatsky]



Prefacio

La interrogante filosófica: "¿Qué es la Verdad?", se convirtió en el título de uno de los artículos más importantes de H. P. Blavatsky, publicado en la revista Lucifer en Febrero de 1888. La respuesta que dio es crucial para otras cuestiones: véase el asunto de la "autoridad" en filosofía y en Teosofía. Además, proporcionó una ilustración de la aplicación práctica de esta respuesta, recurriendo, en tal coyuntura, a la descripción del enfoque editorial de su revista.

H.P.B., aunque nunca usó un lenguaje ambiguo con respecto al contraste entre la opinión moderna científica o teológica y las enseñanzas de la Religión-Sabiduría, estaba, simultáneamente, dispuesta a reconocer la verdad dondequiera que se encontrara, aun cuando fuera simplemente un "fragmento de oro perdido en un montón de basura." Además, ella estaba dispuesta a dar crédito, abiertamente, a los científicos y a los eruditos por sus esfuerzos concienzudos, aun cuando considerara que en algunas de sus conclusiones se habían equivocado completamente.

En este artículo se encuentra también una valiosa expresión concerniente a las enseñanzas teosóficas, las cuales "trascienden un cierto límite de especulación"; ya que consisten en ideas cuyo desmedro es viable sólo mediante la áspera atmósfera de la controversia. En lo que concierne a sus aspectos "de creencias espirituales más profundas y podríamos decir, casi religiosas," ella escribió: "ningún verdadero Teósofo debería degradarlas sometiéndolas a la discusión pública, sino que debería atesorarlas y recatarlas en la reconditez del santuario de su alma más interna." En las publicaciones teosóficas dijo que cuando se tratan estas ideas deberíamos considerarlas "como hipótesis ofrecidas a la consideración de la porción pensante de público." Este punto de vista, análogamente a la declaración sobre el enfoque del Lucifer, fluyen directamente de las consideraciones desarrolladas en tal artículo sobre la verdad relativa y absoluta.

El segundo artículo aquí impreso: "Filósofos Antiguos y Críticos Modernos," se publicó póstumo en el Lucifer de Julio y Agosto. Es obviamente una ampliación del material que apareció en el primer volumen de Isis sin Velo (1877), en la sección "Antes del Velo." En este artículo se hace aún más clara la importancia que Platón tuvo durante la historia europea previa, como eslabón entre el pensamiento oriental y occidental. A fin de llevar a cabo esto, H.P.B. se vale de ulteriores explicaciones acerca de los significados del filósofo griego, cuya interpretación ahora se expresa usando el vocabulario de la naturaleza septenaria humana, los conceptos presentados en La Doctrina Secreta (1888) y en La Clave de la Teosofía. El artículo muestra que Platón y sus seguidores, los Neoplatónicos, estaban cabalmente familiarizados con las enseñanzas teosóficas de los estados después de la muerte y con las doctrinas del Karma y de la Reencarnación.

Además, aquel que estudie el artículo en cuestión, se dará cuenta del por qué Madame Blavatsky, en la introducción de La Doctrina Secreta, invita al lector "a prodigar toda su atención al milenio que separa los períodos pre-cristianos de los post-cristianos mediante el año Uno de la Natividad." Lapso que, "empezando con Buda y Pitágoras a un extremo y los neoplatónicos al otro, es el único foco dejado en la historia donde convergen, por última vez, los rayos brillantes de la luz que fluyen de los eones del tiempo pasado y que la mano del fanatismo y de la intolerancia no ha oscurecido.


Este panfleto el cual contiene los dos artículos aquí incluídos es publicado por:

Theosophy Company
245 West 33rd Street,
Los Angeles, California 90007
EE.UU.

teléfono: (213) 748-7244

web: http://www.ult-la.org/spanish.html





para regresar a la Página Teosófica