Maestros y Discípulos

[Artículos por H. P. Blavatsky]



Prefacio

Los artículos de H. P. Blavatsky incluídos en este opúsculo, representan un logro extraordinario para el mundo occidental; ya que introducen concepciones casi completamente extrañas e ideas antitéticas con las tendencias y la dirección del pensamiento del siglo XIX. En estos artículos, H.P.B. considera también las objeciones que dichas ideas suscitaron y la confusión a la cual condujeron. Ella se proponía llamar la atención a las posibilidades de amplio alcance del desarrollo humano implícito en las enseñanzas de la Teosofía y, al mismo tiempo quería restablecer en el mundo moderno, un conocimiento de causa de los rigores y peligros que, en la naturaleza de las cosas, se perfilan en todos los esfuerzos hacia un "devenir" interno, que al final conduce al conocimiento, a los poderes y a la sabiduría de un adepto.

Pronto, se hacen evidentes los sentidos muy parecidos de las palabras: "discípulo" y "disciplina," procedentes de la misma raíz, ya que la vida del discípulo comtempla la búsqueda ardiente del estudio y del autocontrol. Madame Blavatsky enfatiza continuamente los requisitos morales del discipulado, en cuanto se dirigía a personas crecidas en una civilización en que la separación entre la idea de la verdad, del deber y de la responsabilidad, estaba ampliándose más y más. Al emprender el camino del discipulado, la ciencia y la religión se convierten en aspectos de un único cuerpo de conocimiento y el enfoque de esta unificación es el aspirante individual a la verdad.

El primer artículo de esta selección: "Logias de Magia," fue publicado por H.P.B. en la revista Lucifer de Octubre de 1888. Considera la tendencia omnipresente, en una civilización comercial a explotar las cosas misteriosas o secretas, en la tentativa fraudulenta de beneficiarse por comercializar lo que no puede ser objeto de compraventa. Después, la autora se dirige a la expectativa, aun vigente, de algunas personas, según las cuales es posible enseñar los secretos del ocultismo en un breve curso de instrucción especializada. La respuesta de H.P.B. considera los prerrequisitos necesarios para obtener el conocimiento oculto, a lo cual agrega ejemplos de las dificultades que el principiante o neófito experimenta, cuando debe discernir entre la verdadera enseñanza y la falsa.

El artículo "Mahatmas y Chelas" vio luz por primera vez en la revista Theosophist de 1884. Aunque aborda el tema de manera general, da una instrucción verdadera de las leyes que gobiernan las relaciones entre estos Maestros elevados, llamados Mahatmas y los discípulos, que en el oriente se les conoce como Chelas.

En el occidente, la mera idea de un desarrollo psico-moral individual había caído en el olvido, antes del advenimiento del Movimiento Teosófico en 1875. Entonces, después de que los maravillosos fenómenos de los espiritistas empezaron a atraer la atención pública en 1848, se pensaba que los médiums de estas sesiones eran seres que habían alcanzado una condición interior deseable. Se convirtió en la tarea de H. P. Blavatsky indicar que la susceptibilidad del médium hacia las influencias psíquicas, era una distorsión anormal y patológica de la sensibilidad normal. Dichas capacidades psíquicas, una vez puestas bajo control y guiadas por una filosofía moral, podían conducir a otro tipo de crecimiento. H.P.B. establece y elabora esta distinción cardinal en su artículo: "¿Son los Chelas, Médiums?," publicado originalmente en la revista Theosophist de Junio de 1884.

El artículo "Chelas," publicado en el Theosophist de Octubre de 1884, facilita una discusión breve de las varias aplicaciones de este término, penetrando en las condiciones y las pruebas del estado de chela.

El artículo: "Los Mahatmas Teosóficos," fue la réplica de Madame Blavatsky a un "manifiesto" de dos americanos que se quejaban por la negligencia de los Maestros orientales o Adeptos. No cabe duda que por eso William Q. Judge lo publicó en su revista Path, en Diciembre de 1886. Quizá este artículo, más que otra presentación, muestra la dificultad que los occidentales encuentran cuando tratan de seguir el sendero del ocultismo, antes de haber obtenido una cabal comprensión filosófica de lo que esto involucra. En el artículo: "Chelas," H.P.B. dice que el "sentimentalismo no es la característica de un Chela" y en este artículo declara que la emotividad "no es filosofía." "Los Mahatmas Teosóficos" es una declaración poderosa acerca del sendero del discipulado; cuyas reglas, como H.P.B. demuestra, no están sujetas a excepciones y son las de las leyes de la naturaleza, la naturaleza superior humana.

En el artículo: "Chelas y Chelas Laicos," que apareció en el Suplemento a la revista Theosophist de Julio de 1883, Madame Blavatsky definió el estado de chela, integrando una explicación de las características consideradas esenciales, durante muchas eras, para los aspirantes al sendero del adeptado. Habla de ciertos raros occidentales cuyas cualidades personales suscitaron la atención de los Adeptos-Maestros. Dio la razón de la leve mitigación de los requisitos austeros en el caso de aquellos que, habiéndose familiarizado con la Teosofía, fueron impulsados a solicitar ser candidatos al estado de chela; sin embargo, H.P.B. presenta, también, los múltiples obstáculos que estos aspirantes se crearon a sí mismos, por esperar un favor y un privilegio especiales. Describió las precipitaciones en la naturaleza humana como efectos por haber abordado de manera casual un camino que exige un esfuerzo incesante y auto sacrificio. Sin embargo, había esperanza para los que querían seguir los consejos de los Maestros sin desistir en sus tentativas.

El artículo: "Madame Blavatsky acerca de los Hermanos Himaláyicos," fue enviado por H.P.B. a la revista londinense Spiritualist, que lo publicó en Agosto de 1882. Era una respuesta a un escritor que, pretendiendo ser un "adepto," había revelado su ignorancia acerca de la fraternidad oriental en la cual ella había sido instruída y cuyo trabajo realizó en el mundo.

Nuevamente, en el artículo: "¿Pueden Los Mahatmas Ser Egoístas?," H.P.B. describe las condiciones bajo las cuales los adeptos establecen relaciones con los seres humanos en el mundo, mostrando que la persona común y corriente puede esperar alcanzar el plano de la vida y la conciencia que Ellos representan, sólo a través del desarrollo interno de las cualidades interiores que corresponden con los motivos y los intereses de estos seres elevados. El artículo en cuestión apareció por primera vez, en la revista Theosophist de Agosto de 1884.


Este panfleto el cual contiene los ocho artículos aquí incluídos es publicado por:

Theosophy Company
245 West 33rd Street,
Los Angeles, California 90007
EE.UU.

teléfono: (213) 748-7244

web: http://www.ult-la.org/spanish.html





para regresar a la Página Teosófica